Decreto Eclesiástico

0


Decreto Eclesiástico

Recordemos el mandato de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, que el deber de su Iglesia es ayudar a los enfermos en su angustia, alimentar a los hambrientos, vestir a los que están desnudos, dar cobijo a los pobres, consolar a los afligidos, dar consejo a los que tienen dudas y llevar a la salvación a los hombres de buena voluntad.

Conscientes de las antiguas y venerables tradiciones de los Caballeros Hospitalarios para defender la Sagrada Iglesia y para que el buen nombre de la Religión prospere al servir a los pobres y a los débiles, como si el mismísimo Cristo estuviera sirviendo,


Por medio del presente documento afirmamos y decretamos que esta Santa y Noble Orden Médica de los Caballeros Hospitalarios queda restablecida en la tradición católica, habiendo recibido con anterioridad el reconocimiento por cortesía bajo el nombre de la Soberana Orden Médica de los Caballeros Hospitalarios, y habiéndosele retirado dicho reconocimiento. El Gran Maestro de esta Orden es su Excelencia, el Caballero Doctor Kiran Schmidt, quien gozará de todos los privilegios de dicha posición, y estará sujeto a la autoridad de la Santa Sede, bajo el auspicio de su Eminencia, el Cardenal Angelo Sodano y de todas aquellas personas, incluyendo el emisario personal Su Alteza Serenísima el Príncipe von Reichenberg, conforme lo que ellos y sus oficiales confieran en particular. Este Decreto está sujeto a la conducta apropiada de su Gran Maestro, de todos sus miembros, su obediencia a la autoridad adecuada de la Iglesia y su servicio continuo y fiel a la Iglesia y a los pobres, los débiles y a la humanidad.

Les recordamos a todos los miembros de la Orden reconstituida que luchen por su propia santificación a través de la Orden y de la Iglesia; que cumplan con su responsabilidad de realizar actos de misericordia para los enfermos y los pobres, que defiendan intelectualmente las doctrinas y primacía de la Santa Iglesia Católica y propaguen la Fe Verdadera en Jesucristo entre sus compañeros.

20 de noviembre de 2010


La Orden Médica de los Caballeros Hospitalarios (Orden de Malta) ha sido reconstituida.



 

http://www.informationenergymedicine-academy.com/wp-content/uploads/Grandmastership-of-the-MedOKH-204x300.jpg 204w" sizes="(max-width: 612px) 100vw, 612px" />

The Medical Order of the Knights Hospitaller has been re-constituted

 





Un nuevo capítulo en la historia de la medicina integral/ holística

Con el Decreto Eclesiástico mencionado, la “Orden Médica de los Caballeros Hospitalarios” ha sido restablecida y Kiran Schmidt ha iniciado el desempeño de su papel como Gran Maestro de la misma. Para nosotros, que defendemos las ideas de la “Medicina Informativa y Espiritual”, éste es el reconocimiento más importante que hemos recibido de parte de la organización más grande de la tierra con mayor e inquebrantable tradición: la Iglesia Católica.

La siguiente información va dirigida a aquéllos que aún no han concretado su opinión acerca de la Iglesia:

La tradición de los caballeros Hospitalarios fue fundada hace 1,000 años por un grupo de personas que tuvieron el valor y la increíble dedicación de dejar atrás todo lo que conocían. Este grupo se mudó a Tierra Santa para establecer la primera institución para el cuidado de campesinos enfermos. Es así que optaron por denominar “Hospital” a este lugar. http://en.wikipedia.org/wiki/Knights_Hospitaller

Esta gente fuerte y dedicada que tuvo la humildad para dejar atrás hasta su nombre, dio origen a una tradición que continuaría por muchos cientos de años. Inicialmente, su única intención fue la atención de los enfermos.

A tan sólo 30 años aproximadamente, -después de este inicio puro- la organización paulatinamente se convirtió en más terrenal; se auto denominaba como “Orden Militar de los Caballeros Hospitalarios”, cuyo enfoque principal era la protección de los campesinos por la fuerza de las armas. Siempre que hay armas de por medio, las personas tendrán más enemigos –tanto del lado amigo como detrás de la línea del enemigo. Esta situación inició poco tiempo después de que otro grupo -establecido también para proteger a los campesinos- comenzó a tener discrepancias con el grupo inicial, “la Soberana Orden Militar de los Caballeros Hospitalarios”; estos grupos se llamaban Templarios (debido a que su cuartel general se encontraba en el monte del Templo, en Jerusalén).

Este creciente sector militar continuó durante 800 años hasta que Napoleón terminó con su existencia al tomar su última Fortaleza en Malta.

La Cruz de Malta que aparece en varias instituciones médicas y vehículos de emergencia, tiene su origen en esta tradición. Este video se filmó en Malta antes de que yo tuviera conocimiento del papel que se me concedería; actualmente, por razones obvias, tuve la necesidad de visitar este lugar a principios del año 2010.

Existe un desarrollo paralelo que quisiera enfatizar. Casi durante la misma época de los Hospitalarios originales, se conformó otro “grupo sin nombre” de personas que, al igual que los Hospitalarios, fueron Católicos dedicados que existieron durante la edad dorada de la iglesia -cerca del año 1000 D.C. Este grupo tuvo el valor inimaginable, la visión y la conexión espiritual para cavar los cimientos donde se construirían iglesias de un tamaño inimaginable hasta entonces en toda Europa -incluso en lugares donde sólo existían chozas de maderas en ese momento, como el poblado cercano a mi natal ULM/ Alemania.

http://www.informationenergymedicine-academy.com/wp-content/uploads/Ulm-cathedral-300x108.jpg 300w, http://www.informationenergymedicine-academy.com/wp-content/uploads/Ulm-cathedral-1024x370.jpg 1024w" sizes="(max-width: 1063px) 100vw, 1063px" />

Estos cimientos estaban absolutamente fuera de proporción en relación con lo que se conocía en esa época; al cavar dichos cimientos, las personas sabían perfectamente que en toda su vida no podrían siquiera ver terminado el primer nivel de los edificios que más tarde se conocerían como Catedrales Góticas.

Éstos eran los “Masones católicos” que concibieron y adoptaron la más grande aventura arquitectónica en la historia europea y que, al igual que los Hospitalarios, fueron solo el reflejo de la dedicación total de la iglesia católica en esa época.

Sin embargo, como sucede con todo, el ego, la inclinación por querer partir del camino original y preferir poseer bienes materiales y fama los condujo rápidamente a dividirse. Así se promovió el establecimiento de una nueva orden de “Masones Soberanos” o “Masones Libres” que ya no querían cortar ni acarrear piedras, sino demostrar su soberanía y superioridad al mundo. Al igual que en el caso de los Templarios, los masones libres han estado presentes en la mente de todos aquellos que, durante siglos, resonaron hacia lo “hermético”, “militar” y en particular, lo “imaginario”.

El restablecimiento de la “Orden Médica de los Caballeros Hospitalarios”, bajo el auspicio de su Eminencia, el Cardenal Angelo Sodano, y su emisario, Su Alteza Serenísima, el príncipe von Reichenberg bajo la autoridad del Gran Maestro Kiran Schmidt, -quien promueve la ciencia de la Medicina Informativa como una forma de restablecer la conexión espiritual- demuestra que ha llegado el momento para corregir la dependencia excesiva y la sobrevaluación de los medicamentos y de la medicina basada en la energía.

Es importante que esta orden se restablezca a partir del ánimo de aquella gente dedicada y valiente que fundó el concepto de “Hospital” – mi misión y visión también es restablecer el ánimo de esos maravillosos siervos, el cual se basaba en un “creer activo” y en la humildad. Todo esto será para aquéllos que estén listos para esta oportunidad.

Kiran Schmidt

Gran Maestro de la Orden Médica de los Caballeros Hospitalarios (MedOKH, por sus siglas en inglés).


El próximo mes publicaré una secuencia de artículos sobre cómo haré práctico este nombramiento para el mundo; asimismo, mencionaré maneras en que usted puede participar y cómo es que este hecho puede tener efectos de transformación en su práctica profesional de sanación y en su vida.


Share.

About Author

Inergetix, Inc. founder and chief scientist.

Comments are closed.